Mediante la realización aérea de fotografías creamos mapas tridimensionales, pudiendo acceder a todos los datos de la superficie contemplada, asi como modelos exportables para su posterior peritaje y/o valoración, referenciados mediante GIS.